Laura Chimaras nunca pierde la fe

63
“Nunca Pierdas la Fe”


Lloró la muerte de su padre el actor Yanis Chimaras, vivió el duelo con la familia y lo transformó en un libro “ “Nunca Pierdas la Fe”.

“Me pongo un poco nostálgica cada vez que hablo con amigos de Venezuela. Nunca imaginé todo lo que está sucediendo con el libro “Nunca Pierdas la Fe”. Nació en el momento que soné con mi papá muy fuerte, duro y persuasivo, quien me dice que debo comenzar a escribir el libro. ¿Pero por qué? Le pregunté ¿Por qué un libro sobre ti? El quería contar que las personas no se mueren”. Años después, el 14 de agosto de 2021 se estrenó su libro.

Laura Chimaras tenía 14 años aquella mañana 24 de abril de 2007, cuando fue asesinado Yanis Chimaras, el actor de la novela del momento «Ciudad Bendita» quien grabaría el último capítulo.

“El propósito es contar con exactitud cada detalle de su muerte”. Murió víctima del hampa, destacaron los titulares. En las reseñas periodísticas no está del todo claro si el suceso se trató del  secuestro o de un asalto a mano armada de una familia amiga de la mayor de las hijas de Yanis Chimaras, quien trato de  negociar con uno de los tres malhechores y uno le propinó tres puñaladas, una de las cuales  le perforó el pulmón. “Sucedió un episodio más grande que explico con detalles en el libro”.

La joven actriz que comenzó a los ocho años frente a una cámara de TV, ahora devenida en escritora de un best seller, promete que al leer “Nunca Pierdas la Fe” se conocerá con precisión como ocurrieron los hechos. Era medular para cumplir su propósito: “Espero que el libro de 7 capítulos sirva para tomar un segundo aliento, sonreír de nuevo y llenar de vida el alma”. Significativo ¿Verdad? Todo partió de un asesinato.

¿Cómo fue ese hurgar en el asesinato de su padre, recordar con exactitud esa historia triste para  escribir el libro? Debe ser muy duro revisar un suceso que enlutó a la sociedad venezolana y revelaba como la inseguridad desbordada cobraba la vida de un actor querido, respetado…

-Investigar era indispensable para escribir el libro. No solamente el suceso, sino conductas de mi papá que algunas desconocía. Mi hermana y mi cuñado estuvieron en el episodio del asesinato, fue la parte más dura del libro y la más complicada. Sentarlos y que me contaran a detalle lo que aconteció esa mañana y plasmarlo.

Estamos logrando que los lectores del libro comprendan  las herramientas que son necesarias para superar la muerte. Cuidé mucho al describir el asesinato, al hablar del dolor y la tragedia para que las personas que han vivido  sucesos como este, pueda volver a descansar, logren la expansión del entendimiento y recobren la paz interior.

Contrariando la  decisión de su padre, porque tenía que estudiar, continuó sus pasos para convertirse en actriz, eso si,  recibiendo su asesoría. “Fue mi maestro principal en el mundo de la televisión”.

Pero se dijo ya no más y se alejó de la televisión, aunque la actuación era de la herencia de papá. ¿Será posible?  Ha dicho que le debe la vida, la disciplina y el camino para comenzar a escribir.

¿Será para siempre ese retiro de la TV?

-Tengo 4 años que no hago televisión, aunque no me retiré para escribir este libro, hace cuatros años comenzó mi carrera como escritora. Pero por lo visto mi retiro es para siempre porque no tengo ganas de volver a la pantalla chica.

La Laura real

Escribir le ha permitido expresar a la Laura real según ha dicho ¿Antes cuando era actriz Laura no eras real?

Sí era real, pero bajo percepciones de la carrera completamente diferente. Antes era una Laura muy, muy joven, un poco impulsiva, que estaba aprendiendo de la vida asimilando haber crecido sin papá. Hoy en día no se trata de la Laura real o no real, sino de la que se siente en paz consigo misma, que quiere construir un futuro con sentido y tranquilidad. Unos caminos que he tomado en mi vida han sido más complejo que otros. Uno cuando camina todo es evolución, pero la Laura que soy hoy es la que creo tendré por muchos años.

¿Cómo encontró el norte? Tenemos curiosidad. Aunque sabía meditar y hacer yoga, otra herencia de su padre que la levantaba de madrugada para que practicara la posición de Loto y otras técnicas que utilizaba para aquietar su mente, lo había abandonado por completo.Fue a su llegada a Estados Unidos cuando la retomó para aliviar las heridas del espíritu. “La meditación me mantenía en calma”.

¿Ya no llora cuando dice papá? ¿Luego de escribir el libro solo sonríe?

-Llegué a un entendimiento diferente. Escribir el libro fue una transición a la sanación muy bonita.  Antes cuando en la familia hablábamos de papá era con un dolor en el pecho, una tristeza, preguntándonos por qué nos sucedió esto. La preparación de todo este proyecto en familia nos permitió el proceso de aceptación. Sin la participación de mi mamá mi hermana y mi cuñado no hubiese sido posible. Ahora recuerdo  a papá  desde el agradecimiento al padre que tuve, lo honro y lo celebro  pero no desde el dolor.

Navegó por las emociones

Laura Chimaras se adentró en las emociones humanas. Se paseó por las lecciones aprendidas por la trágica muerta de su padre, anhelando que “No Pierdas la Fe” le sirva a otros como a su familia y a ella, para transformar ese dolor en aceptación, entendimiento y esperanza.

-Recuerdo que el sueño  con mi padre lo compartí con  la familia porque escribir el libro era el camino para sanar y entendernos. Cuando fallece papá, nosotras tres entramos en un colapso tan grande, en una desesperación que nunca  nos comunicamos ciertas cosas del dolor. De verdad, nunca fuimos entre mamá y hermanas muy honestas en esta transición del duelo.

Mi mamá y mi hermana respondieron contentas a la propuesta de escribir el libro  y organizaron reuniones familiares para conversar sobre los aspectos a considerar y cuidar los detalles. Antes de convertirse en un libro número uno en ventas, a la familia nos dio entendimiento y nos permitió sanar aspectos referentes a papá, al momento trágico y pudimos colocar en otra perspectiva el episodio que habíamos vivido.

Estaba terminado la biografía cuando me di cuenta que era más útil convertirla en una novela que conectara con cualquier persona, venezolana o no, que ha sufrido la pérdida de un ser querido. El libro “No Pierdas la Fe» que arranca en un episodio trágico como un asesinato, conduce al camino del entendimiento, la aceptación y la sanación.

Para mi sorpresa, lo digo con mucha honestidad, no sabía que tendría esta demanda, pero  más allá de las ventas, lo que me da paz son los comentarios, que valoro como señales que me indican que vamos por buen camino.

Más allá de que le funcionó a la familia Chimaras le está funcionando a muchísimas personas que descansan mejor, a aceptar el proceso del duelo, a tener paciencia y decir de corazón estamos vivos. Vamos a celebrar y a honrar a las personas que se fueron

Para mi es un libro muy importante, gracias a Dios está siendo muy importante para Venezuela que está en la portada del libro con el Ávila. Lo hicimos porque somos de allá y esta historia le pertenece a mi país. Es un llamado de unión y de tranquilidad entre nosotros.

¿La muerte de Yanis Chimaras  generó un duelo a la sociedad venezolana que  reflejó  la dramática situación de inseguridad en la que estamos inmerso. ¿Así lo comprendió?

-Exactamente.Yo tengo mucha fuerza y fe en nosotros para reconstruir lo que se ha quebrado dentro del país, que va más allá de un cambio de gobierno. En  los ciudadanos  colocan un granito al  no botar la basura en la calles de Venezuela, respetando los semáforos. Por eso al final del libro “Nunca Pierdas la Fe”, se hace énfasis en la unión, en la responsabilidad ciudadana y en la disciplina que tenemos que tener par reconstruir el país. Por eso me da mucha alegría que Venezuela lo estén recibiendo con amor.

¿Es decir, el mensaje en la portada podemos interpretarla como el duelo que debemos hacer por la Venezuela que perdimos, para reencontrarnos, unirnos y reconstruir el país?

 -No la portada no va por allí. El desarrollo de la historia es en Venezuela y con la portada quisimos hacer el llamado a los venezolanos sobre el poder, la fuerza y la esperanza por el porvenir y que podemos recuperar ciertas cosas que se han roto.

 Al ver la portada me pareció una invitación simbólica para vivir el duelo por el país que hemos perdido y una invitación a la unión para la reconstrucción.

-Bueno esa es una idea muy abierta que yo no contemplé, pero debo tomar en cuenta porque cada quien tiene su perspectiva al encontrarse con el arte de la portada. Cada quien lo interpreta a su manera, yo no voy a recrear las cosas negativas que ocurren en Venezuela, hago una escritura positiva y bonita para que el venezolano se inspire. Esa es la idea de la portada.

Confesiones

Intensa, poética, romántica, dura ¿Cuál es tu pecado capital?

Yo creo que comer en exceso chocolates

Si fueras un super héroe ¿Cuál super poder escogerías?

-Sería Iron Man porque puedo volar

Una palabra que te defina y te identifique

A ver… Polifacética

Un defecto de ti que no has podido superar

Soy muy terca.

¿Tu comida preferida?

-La pasta.

Un momento de tu vida que atesoras

Atesoro ese momento cuando mi hermana tuvo su primer bebé, la primera escena con mi papá, y cuando mi mamá me dijo que dejaría de consumir y hoy tiene 6 años sana. Así que son varios episodios en vida.

¿Un lugar ideal para viajar?

-Grecia

El Carabobeño  “Nunca Pierdas la Fe”

Continua Leyendo: Natasha Araos sobre su separación de Chyno Miranda: Mi prioridad era apoyarlo


Únete a nuestro canal en Telegram Noticiero de Venezuela

Síguenos en Nuestras Redes Sociales:

Facebook: Noticiero de Venezuela

Instagram: @noticierodevenezuela