Salud: Conoce los riesgos de tomar sol prolongadamente

594
Riesgos de tomar sol prolongadamente - Noticiero de Venezuela


La llegada del verano y el aumento de las temperaturas significan que muchas personas van a la piscina o en la playa para tomar el sol y broncearse la piel. Aunque la exposición al sol es buena para nuestra salud, como estimular la producción de vitamina D, es un hecho que tomar el sol de manera prolongada nos expone directamente a los rayos ultravioleta, que pueden causar efectos nocivos.

Riesgos de tomar sol prolongadamente

Según la longitud de onda de la luz ultravioleta, se puede dividir en tres tipos. Según documentos emitidos por la Sociedad Española de Dermatología y Venereología (AEDV) sobre cuestiones relacionadas con el sol y la radiación, la UVC es la más destructiva, pero afortunadamente los rayos no llegaron a la superficie de la tierra.

Por otro lado, la radiación UVB es bastante dañina para la piel y es responsable de su enrojecimiento cuando se expone al sol y de la aparición de quemaduras solares. Penetra a nivel epidérmico y, por lo tanto, tiene una alta capacidad para causar enfermedades cutáneos e incluso cáncer de piel. Aunque la mayoría de los rayos UVB son interceptados por la capa de ozono, su debilitamiento ha llevado a un aumento de este tipo de radiación en los últimos años.

Después de todo, la radiación UVA es la menos dañina, alcanza la superficie de la tierra y es responsable de broncear la piel cuando penetra a un nivel más profundo. Aunque estos rayos son menos dañinos, también pueden provocar cambios en la piel, como arrugas o envejecimiento prematuro.

¿Cuáles son los riesgos de tomar sol prolongadamente?

El bronceado es el resultado de una exposición prolongada a la luz ultravioleta, que puede ser dañina para la piel y causar problemas de salud. Según MedlinePlus, los riesgos pueden ser los siguientes:

  • Envejecimiento prematuro de la piel o aparición de manchas oscuras, «Esto ocurre porque la exposición a largo plazo a los rayos UV hace que su piel sea menos elástica. Cuanto más sol tome, más temprano envejecerá su piel».
  • Daño ocular y otras afecciones como son las cataratas y fotoqueratitis.
  • Cáncer en la piel, incluyendo melanoma. «Esto puede suceder porque la luz UV daña el ADN de las células de la piel e interfiere con la capacidad de su cuerpo para combatir el cáncer».
  • Queratosis actínica. Se refiere a un crecimiento escamoso o en forma de costra en la piel que aparece algunas veces en áreas expuestas al sol como el rostro, el cuero cabelludo o en el dorso de las manos. Es resultado de pasar mucho tiempo al sol y puede degenerar en varios tipos de cáncer de piel. Se le considera como una lesión «precancerosa» que debe ser tratada.
  • Sistema inmunitario debilitado. El sistema inmunológico puede presentar un aumento de sensibilidad a la luz solar.

Otra de las afecciones más populares al estar expuestos al sol durante mucho tiempo es la aparición de quemaduras solares e inclusive ampollas. Realmente, «el bronceado es el resultado de un daño en la piel», destaca la AEDV. «Sucede que, cuando los rayos UV penetran en la piel, esta se protege produciendo más pigmento o melanina».

Algunas recomendaciones para evitar problemas de salud

Limitar la exposición al sol (incluso en días nublados), el uso de protector solar, gafas de sol aprobadas, ropa protectora o sombreros son algunas de las recomendaciones para evitar probables riesgos para la salud por la exposición al sol.

Con respecto a la crema solar adecuada, «se recomienda el uso de productos con protección de espectro amplio (contra los rayos UVA y UVB) y con un factor de protección solar (SPF) con valor de 30 o superior», tal y como indican desde la American Cancer Society.

Asimismo, la AEDV aconseja untar el fotoprotector antes de salir del hogar, encima de la piel seca y 30 minutos antes de tomar el sol. Otras de las recomendaciones a tener en cuenta son las siguientes:

  • Evite los perfumes y las colonias alcohólicas que contienen esencias vegetales, ya que son fotosensibilizadores.
  • Elegir un fotoprotector adecuado dependiendo del fototipo.
  • Evite tomar el sol durante las horas con la frecuencia de radiación más alta, es decir, entre las 11 a.m. y las 3 p.m.
  • Proteja su cabeza con un sombrero o gorra y use anteojos adecuados para proteger sus ojos.
  • Estar en movimiento. El AEDV asegura que no es aconsejable tumbarse al sol y permanecer inmóvil durante horas.
  • Beber mucha agua o líquidos para prevenir la deshidratación.

Fuente: 20 Minutos

Continúa leyendo: Investigadora analiza los efectos sobre la salud de la nube de polvo sahariano


Únete a nuestro canal en Telegram Noticiero de Venezuela