Miña nena: Entrevista a la escritora Josefina Novoa

348
Miña nena - NDV

Josefina Novoa: «Quería compartir la situación que se vive en Venezuela y cómo se llegó a este drama social inédito en Latinoamérica».

Por Eva Fraile

Miña nena es la primera novela de la caraqueña Josefina Novoa, quien decidió comenzar a escribir la novela al retorno de sus abuelos a Galicia; después de cuarenta años viviendo estos en Venezuela. En Miña nena encontramos los estragos silenciosos de una dictadura que dejó la emigración como única opción para muchos; pero también encontraremos recuerdos de la infancia, de nuevos territorios que se abrieron como una flor para una familia que buscaba esperanzas y, sobre todo, una nueva vida.

  • Bienvenida, Josefina. Dado que tu novela habla en parte de la migración de los años 50 en Europa, ¿qué es para ti esta? ¿Qué significado tiene?

Muchas gracias. La migración de los años 50 en Europa que fue motivada por los estragos económicos y desigualdad social de la postguerra permitió la reconstrucción de países del continente devastados por la contienda y la aportación a economías emergentes, pluralizándolas étnicamente. El sacrificio de millones tuvo también impacto en sus lugares de origen y en la calidad de vida de las familias que dejaban atrás. La emigración esta íntimamente relacionada a la esperanza, dejar atrás una vida procurando otra mejor para si mismo y/o para los suyos.

  • Miña nena es un relato muy familiar, pues habla de varias generaciones de personas. ¿Nos cuentas más sobre esto?

Miña nena es una historia familiar que inicia en Galicia de los años 50 con la emigración de Rosa y José a Venezuela, un país de acogida para la diáspora europea que huía de la devastación y desesperanza con una ancestral tradición cacaotera. En esa masa de expatriados llega Rosa y Henric, Húngaros a quienes el destino unirá a los Españoles gracias al cultivo del cacao. Ambas familias forman una alianza comercial y de amistad que florece en la pujante y fértil tierra cuyos lazos se sellan con la historia de amor juvenil de sus nietos, kiki y Henry.

La conveniente relación sucumbe con el regreso de Caterina (kiki) a un país muy distinto al que dejaron sus abuelos décadas atrás buscando otro tipo de libertad, dejar atrás “la vida perfecta” diseñada para ella y encontrar su parcela propia. Paralelamente el negocio cacaotero se ve amenazado con la incursión de una nueva corriente ideológica en el país. El destino vuelve a ensombrecer los planes de estas familias quienes deciden luchar para mantener vivo su legado en medio de la devastación y Kiki convertida en una mujer madura y casada vuelve de su exilio al inevitable reencuentro con su amor de infancia.

Entrevista sobre la novela “Miña nena” de Josefina Novoa

  • ¿La obra es autobiográfica?

Algunas situaciones, personajes y momentos históricos son reales aunque relatados desde mi perspectiva y recuerdos. Estoy convencida que he obviado verdades y recreado otras con suficientes mentiras hasta desdibujarlas. Es una novela de ficción basada en hechos reales.

  • En Miña nena salen varias localizaciones y todas ellas son descritas con mucho rigor, pero quizás las más predominantes son la ciudad de Galicia y el país de Venezuela. ¿Se parecen en algo los lugares de Venezuela con los de Galicia?

Venezuela alberga diferentes tipos de locaciones, una biodiversidad de fauna y flora que le permite engrosar la lista de los 17 países megadiversos del mundo. En Miña nena las localizaciones son de costa y selva fundamentalmente, sin embargo, Venezuela goza de paisajes naturales que incluyen además zonas áridas, sabanas, llanos y montañas. Galicia con sus cadenas montañosas de baja altura surcada por numerosos ríos y el verde de sus montes podría asemejarse a ciertas regiones. La vida de algunas de sus provincias de cara al mar también, aunque el clima y ecosistemas son distintos evidentemente.

  • También hablas de Budapest… ¿Qué nos puedes contar sobre esto sin hacer spoiler de la novela?

Budapest llegó a la novela gracias al aporte de la comunidad Húngara al país. La mayoría de la comunidad emigró después de la segunda guerra mundial o durante la revolución de 1956 destacándose en áreas científicas y humanísticas. Su historia política y lucha tiene similitudes considerables con la actual situación Venezolana como podrán comprobar en la novela.

  • ¿Cuántos de los lugares que aparecen en tu novela has visitado personalmente?

He tenido la suerte de estar en todos los lugares que aparecen en la novela con la única excepción de Budapest, aun destino pendiente.

  • He leído en tu biografía, además, que tuviste una estancia en Londres tras terminar tu carrera y que allí escribiste algunas historias muy distintas; cerca del género negro, inspirada por esa atmósfera, a veces, tenebrosa de Londres. ¿No te gustaría que vieran la luz?

No se si me atrevería, es un genero que disfruto mucho como lectora pero al escribirlo siento que se me resiste. Aun no he podido recrear la intriga y misterio necesario en este tipo de género.

  • ¿Por qué decidiste publicar Miña nena?

Quería compartir la situación que se vive en Venezuela y cómo se llegó a este drama social inédito en Latinoamérica matizando la realidad con una historia de amor y esperanza. Inspirar con las historias de emigrantes en situaciones similares que no hace tanto llegaba por las fronteras que actualmente millones de venezolanos dejan atrás huyendo de la devastación de una nación. Un homenaje al coraje que se requiere para abandonar una vida en pro de otra mejor.

  • ¿Por qué deberíamos leer la novela?

Miña nena relata la historia de dos familias que se sobreponen a la adversidad en medio de un país en agonía que se resiste a morir con el aroma del cacao como bálsamo y motivo de lucha. Sumerge al lector en la tradición cacaotera y en las costeras tierras rodeadas por zonas selváticas de insuperable belleza donde se cultiva uno de los mejores cacaos del mundo con ancestrales técnicas heredadas de la época colonial.

Pero sobretodo trata de una historia de amor apasionante que lucha por sobrevivir y de los hermosos paisajes que acompañan la vida de sus habitantes quienes en medio de una vibrante naturaleza tropical, sinuosos andares de sus mujeres que se exhiben sin complejos, con las distintas razas, culturas y mestizos rostros que ríen, sueñan y hablan con la alegría genuina propia del caribe.

[Fuentes]: ACN | Eva Fraile | Caligramaeditorial.com

Apoyarnos donando un "aguacate" para nuestro equipo.
El periodismo sigue vivo gracias a tí.

Donaciones NDV