Siete claves de nutrición para no recuperar el peso perdido

141
Claves para no recuperar el peso perdido - NDV

Si has hecho un gran esfuerzo para desaparecer esos kilos de más y finalmente te encuentras disfrutando de tu objetivo alcanzado, ahora debes saber que el mantenimiento tras el adelgazamiento no es sencillo lograr. Por esta causa, dejamos siete claves de nutrición para no recuperar el peso perdido.

Busca la ayuda de un nutricionista profesional

Así como necesitas perder peso o para mantenerlo, los especialistas en nutrición resultan de mucha ayuda; garantizándonos algunas estrategias que contribuyen a mantenernos con motivación y activos en la conservación del peso perdido.

Ya sea para asesorar como para realizar seguimiento e incentivar el mismo; un profesional de la nutrición siempre es recomendable para adelgazar y mantener el peso alcanzado.

Sigue escogiendo alimentos de una elevada calidad nutricional

Para lograr perder peso de manera definitiva resulta clave modificar hábitos; ya que una vez que un comportamiento se transforma en hábito nos garantizará mantenerlo en el tiempo.

Los estudios comparten el hecho de que quienes agregaron el hábito de tener una alimentación saludable; logran mantener el peso perdido de forma efectiva. Por eso, resulta fundamental que continúes escogiendo alimentos de alta calidad nutricional para elaborar tus platos diarios.

Saludables nutrientes y que sacian pretenden ser de una importancia elevada para no recuperar el peso perdido con lo que comemos; como lo ha demostrado un estudio que refiere a la ingesta de frutas y verduras.

Lleva registro de lo que comes

El autocontrol de nuestros comportamientos que podemos llevar para perder peso de manera favorable; igualmente resulta clave para mantenerlo más tarde.

De esta forma, los estudios señalan que los que registran lo que comen; ya sea en porciones o en calorías y nutrientes, logran un mejor mantenimiento de peso.

En este aspecto podemos llevar un diario de alimentos o registro diario de alimentos, así como usar un gadget o aplicación para supervisar nuestras comidas diarias. Del mismo modo, es de ayuda planificar las comidas habituales, y aunque sea de forma mental registrar lo que comemos y bebemos.

Controla de manera periódica tu peso

Así como es favorable no perder control acerca de lo que ingerimos y para ello es clave evaluar nuestra propia dieta, igualmente es importante controlar periódicamente nuestro peso para prevenir aumentos de peso o revertir pequeños incrementos rápidamente.

La evidencia científica confirma que quienes se pesan con mayor frecuencia logran con más éxito mantener el peso perdido, en gran parte por las razones antes dichas y además, porque no pierden de vista la posibilidad coger kilos sin darse cuenta.

Recomendamos, subirnos a la báscula por lo menos una vez a la semana, contemplando iguales condiciones al momento de la medición.

Evitar ingerir comidas preparadas fuera de casa

En las claves para no recuperar el peso perdido hay que entender que para acercarnos a una dieta de calidad basada en comida real que nos permita mantener el peso como dijimos anteriormente, es clave cocinar más y tener el hábito de hacerlo.

Ingerir comida elaborada con nuestras propias manos de manera habitual es clave para lograrlo y puede significar un hábito de gran valor para sostener una alimentación sana que nos impida recuperar el peso perdido.

Alejarnos de los ultraprocesados es otro requisito que se logra si nos acercamos a la cocina y tomamos el gusto por elaborar y degustar nuestros propios platos.

Sé flexible y contempla los «tropezones» como parte del proceso

Puede pasarnos en nuestro proceso de mantenimiento del peso perdido que en un par de semanas conseguimos kilos sin motivo aparente. Es importante no caer de desánimo y contemplar esos «tropezones» como parte del proceso.

La flexibilidad debe ser una característica a aceptar cuando buscamos adelgazar y además, mantenernos en un peso determinado.

Igualmente, es importante considerar que es un peso que se ha mantenido cuando tiene oscilaciones pequeñas de más o menos dos kilos, al cabo de seis meses o más. En el camino pueden existir fluctuaciones y serán aceptables siempre y cuando puedan enfrentarse de forma exitosa.

Cuida tu salud mental y emocional, sobre todo en relación a tu cuerpo

Es importante conocer que muchos cambios de peso son relacionados o tienen su desarrollo a través de emociones. Del mismo modo, la obesidad es un trastorno de la conducta alimentaria y como tal debe abordarse no sólo con dieta y ejercicio sino también, contemplando el aspecto psicológico de cada persona.

Por ello, para lograr perder peso así como para mantenerlo, es necesario cuidar la salud mental y emocional, pudiendo para ello ser de mucha ayuda un profesional de la psicología que nos encamine al logro de una relación saludable con nuestro cuerpo.

Sólo si tenemos una actitud positiva hacia nosotros mismos y nuestro cuerpo lograremos protegernos, cuidarnos y mimarnos con buenos hábitos que nos ayuden a mantener el peso perdido.

Fuente: Agencias

Continúa leyendo: Bacterias intestinales diagnosticarían la diabetes en el cuerpo humano


Únete a nuestro canal en Telegram Noticiero de Venezuela

Apoyarnos donando un "aguacate" para nuestro equipo.
El periodismo sigue vivo gracias a tí.

Donaciones NDV